¿Qué buscamos?

En unión fuerza ciudadana, conscientes de la gran desigualdad de género que existe en nuestro país, nos hemos propuesto trabajar de manera de empoderar a las mujeres y así no seguir viendo cómo es que en Chile ganan un 27% menos que los hombres y sólo tienen una participación del 9% en los puestos de poder económico. Debemos hacer un cambio radical en el pensamiento colectivo de que, por ejemplo, si una mujer trabaja mucho fuera de su casa la acusan de abandonar a sus hijos, lo que no ocurre si es el hombre el que lo hace.

Así mismo, somos conscientes de la gran deuda que tenemos como sociedad en la educación equitativa de los deberes familiares, deuda que se ve reflejada hoy en día en que un 34% de las mujeres no trabaja de manera formal por cuidar de la familia e hijos. Las tareas de crianza son compartidas, no exclusivas de la mujer; tanto la madre como el padre pueden – y deben- hacerse a la tarea del cuidado de los hijos.  Además queremos promover e incentivar la participación femenina en el mundo político, que si bien hoy supera el 40%, sólo el 20% ocupa cargos políticos.

Y por sobre todo, trabajar en disminuir efectivamente la violencia de género, trabajando de manera pro activa en evitar las circunstancias que puedan generarla, como por ejemplo que hoy más del 40% de las mujeres mayores de 15 años de nuestro país no posee autonomía económica, lo cual la deja en una evidente posición de vulnerabilidad.

Propendemos a la igualdad; mismos sueldos, oportunidades, que las elecciones en trabajos, oficios, sea por mérito, la no discriminación por edad (fértil).

Protección real a las mujeres que son violentadas física, psicológica y sexualmente.